La noche en casa: J.M. Guelbenzu disecciona el amor

José María Guelbenzu es uno de esos raros escritores que ha entendido a la perfección el arte de la novela. Conoce de qué materia está hecha, la destroza, la vapulea, la maltrata y casi muerta, la recompone ofreciéndola limpia, grande, nueva, desnuda. Leer a Guelbenzu requiere pasamontañas y bufanda, pues su prosa azota con aire frío, cortante, de los que te deja sin aliento; no da tregua jamás, no se rinde a la pleitesía del esteticismo hueco, no hace concesiones mercantiles, ni asoma jamás entre líneas con guiños amables al lector. A Guelbenzu lo aborreces o lo adoras. Yo, confesa adoratriz de este genio, me propongo seducirlos, invitarlos, apremiarlos a que no dejen pasar ni un día más sin entregarse a su obra. Háganme caso.

Seguir leyendo en ÚltimoCero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s